¿Excesiva la prohibición de vehículos de combustión en 2040?

Publicado por | 21 noviembre, 2018 | Conductor Serio

Retirar coches combustión

En España a partir del año 2040, estará prohibida la matriculación y comercialización de gasolina, GNC y GLP, diesel, vehículos híbridos y todas sus tipologías. No estará permitido que se  matriculen  y se vendan vehículos que tengan emisión directa de CO2. Fue aprobada una Ley, solo los vehículos eléctricos (100%), recibirán subvención o apoyo que se les da actualmente, a los vehículos alternativos o de la llamada “tecnología limpia”.

Prohibición de los vehículos de combustión en España

Según aseveran algunas de las organizaciones que hacen vida en el sector transporte, ni para redacción de los proyectos ni para la implementación de esta Ley el Gobierno, tomó en cuenta las opiniones dadas por sindicatos o los voceros de este sector. Desconociendo así el impacto que tendrá esta medida en la industria del transporte:

  • Este impacto se verá reflejado a nivel económico, social, laboral, y con implicaciones en la movilidad, en la automoción española.
  • Este sector de gran empuje, representa un 9% del total de la población activa del país, y diez (%) del Producto Interno Bruto (PIB).

Aunque esta medida viene siendo ampliamente apoyada; no se puede negar que para que esta, tenga éxito será necesario que vaya acompañada, de planes y políticas tendientes a impulsar, la comercialización masiva de los vehículos, con cero emisiones, así como la transformación de la industria de la automoción española, apostando al éxito de esta.

 

Medidas similares fueron tomadas en países como Francia y el Reino Unido, quienes también prohíben, para las mismas fechas la venta de vehículos, que tengan sistemas de combustión. Pero en casos como el del Reino Unido se aprobaron planes estructurales para apoyar la medida, como la inversión de hasta 1500 millones de libras, para el despliegue de puntos de recarga para coches eléctricos, y el apoyo brindado para la compra de automóviles de energía alternativa. Otros países también, han aprobado sumas cuantiosas para el desarrollo de planes y ayudas, mientras España en cinco años aprobó menos de 75 millones de euros y ninguna ayuda.

Prohibición de los vehículos de combustión en Europa

Está proyectado que en Europa el último coche con sistema de combustión, sea vendido en 2035. Esto para cumplir con los planes de descarbonización, del transporte para el año 2040.

Países miembros de la Unión,  y otros no miembros, la comisión europea y el Parlamento de la Unión Europea, han tenido en la mira desde hace rato a la gasolina y al diesel (combustibles fósiles). En nuestro país (España), existe un Ministerio para la Transición Ecológica, quienes son los encargados de preparar el proyecto para la creación de la “Ley de Cambio Climático”, esta ley trae entre otras propuestas, tiene la prohibición de la comercialización de automóviles que utilicen diesel y gasolina, a partir del año 2040, y ya para 2050 prohibir la circulación de turismos con emisión de CO2.

En Francia o en el Reino Unido tienen agendadas las mismas fechas, esto para poder dar cumplimiento al Acuerdo de Paris.

Tomar medidas ante los cambios

Debemos destacar la trascendencia, de tomar medidas para la reducción del uso de vehículos, y para luchar de frente al cambio climático, existen opciones validas como el aumento, o la creación de impuestos para los combustibles fósiles, promover compartir los coches y restringir el tráfico de este tipo de vehículos, en algunas zonas de las ciudades. Aunque se conoce, que este tipo de medidas ayudará muy poco a la reducción del efecto invernadero.

En tal sentido se han hecho llamados importantes, a actuar con rapidez ante los efectos del cambio climático, uno es el cambio urgente, en los mercados de vehículos eléctricos, la invitación es a ponerle celeridad a este proceso, aumentando las ventas de los coches electrificados.

Introducción del vehículo eléctrico

Se han elevado propuestas a los gobiernos miembros de la Unión Europea, entre ellas está, seguir el ejemplo de países como Noruega, que mediante reformas tributarias, se logró ajustar los costes de los vehículos electrificados, con los costes de los que tienen sistemas de combustión interna, o la ampliación de las redes de recarga para estos vehículos eléctricos en Europa. También se propone, estimular la fabricación de las baterías para estos coches, en la Unión Europea, actualmente  se fabrican en China.

También se habla, de que los Turismos podrían emplear algunos biocarburantes, o inclusive hidrogeno. Pero son los coches eléctricos, la primera alternativa y la más eficiente, ante los altos costes que representan los comburentes químicos o sintéticos.

Aunque se logre alcanzar la meta de no vender turismos de combustión interna para el año 2030, aun existiría el inconveniente de las flotas preexistentes, que seguirían emitiendo CO2, como mínimo hasta el año 2050.

Reducción de los niveles de CO2

Para lograr reducir los niveles de  emisión de CO2 para el año 2050, es necesario que se renueven las flotas de turismos ya existentes, una opción viable seria, limitando la circulación de vehículos muy antiguos. Pero, para llevar esto adelante es necesario que se diera apoyo para esa renovación. También es viable la mediada de prohibición de la comercialización de vehículos que usan gasolina y diesel, para el año 2040, y ya existe una propensión bastante más marcada, a que sea reducida preferiblemente para 2030. Inclusive hay países que contemplan que la medida de prohibición de venta de coches que usen combustibles fósiles, se implemente a partir de 2025. Entre ellos se encuentran países como India y China.

En la Unión Europea hay nueve miembros, incluyendo a España, que ya han elaborado planes para poner fin a la venta de estos vehículos con combustibles fósiles. En el Reino Unido y en Francia, se habla del año  2040. Los países bajos, Dinamarca e Irlanda, han planificado para poco antes de 2030, en tanto los países, Eslovenia, Austria, y Suecia, tienen la pretensión de que sea el año 2020 el fin del uso de estos automóviles.

Según lo establecido por la Comisión Europea, para el año 2050, la emisión de GEI (gases de efecto invernadero) debe ser inferior (un 80%), que las del año 1990.

El país con más emisiones de gases de efecto invernadero es China, que lanza a la atmosfera anualmente un aproximado de  doce (12) millones de toneladas. India ocupa el cuarto lugar, la Unión Europea el tercer lugar. En tanto Japón ya tiene más de 20 años impulsando planes de incentivos para la adquisición de vehículos eléctricos, aunados a esfuerzos, para restringir la circulación de coches con emisión de CO2 en algunas ciudades.

Hace falta más que los anuncios gubernamentales,  y prohibiciones, faltan acciones concretas, regulaciones, y normativas.

En toda Europa existen unas 260 zonas, en las que las emisiones de CO2 son bajas, esto se ha logrado, mediante la limitación del tráfico de forma temporal o permanentemente,  sobre todo de  coches con viajeros.

En España aún no se ha aprobado la entrada en vigencia de la Ley de Cambio Climático, recientemente los grupos parlamentarios recibieron una copia, para su revisión, análisis y posterior discusión, lo que supone un largo trayecto, por recorrer para su aprobación y entrada en vigencia.

Para la llamada descarbonización, hace falta mayor apoyo, al compromiso que ya tienen las industrias del sector movilidad, que están bastante comprometidas. Este apoyo gubernamental, debería estar enfocado en la sustitución de las flotas de vehículos,  que actualmente conforman el parque automotor, vistas todas las incidencias sociales y económicas que esta sustitución tendrá.

¿Excesiva la prohibición de vehículos de combustión en 2040?
Valorar

Deja un comentario

Debes estar Registrado para poder publicar un comentario.