Nuevas Leyes buscan la eficiencia energética en el transporte

Publicado por | 4 mayo, 2018 | En Carretera

Los países miembros de la Unión Europea han dado claras demostraciones desde hace algunos años de su determinación a contribuir con una reducción sustancial en la emisión de gases responsables del efecto invernadero en el planeta, para ello, se han puesto en marcha un buen número de políticas y normativas legales que rigen  ciertas actividades industriales y económicas con relación a este tema. Siendo el transporte precisamente una de las actividades con más incidencia en este sentido, no es de extrañar que cada vez más se pongan en práctica novedosas regulaciones para apoyar un uso eficiente y ecológico de la energía.

Nueva ley que incentiva la disminución de emisión de CO2

A partir del 1 de enero de 2019 entrará en vigencia una ley que establece que los nuevos camiones pesados, fabricados en la Unión Europea, deben estar acompañados de una declaración que muestre el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

Por primera vez, los representantes del Parlamento y del Consejo Europeo llegan a un acuerdo que involucra los vehículos pesados. La legislación europea, ha puesto así el foco en estos medios de transporte, en el marco de una estrategia de movilidad sostenible y baja en emisiones de CO2. Los nuevos límites de emisiones de CO₂ que se ha propuesto la Unión Europea, focalizan en la industria automovilística, la meta es conseguir que los vehículos contaminen un 15 % menos en 2025 y un 30 % menos para el 2030, con respecto a los niveles del 2008.

Necesidades de mejorar la eficiencia energética en el transporte

Las emisiones de CO2 con impacto en el efecto invernadero que más rápido crecen son las correspondientes al sector del transporte. En cuanto a los vehículos de carga pesada, la Comisión Europea estima que al menos una cuarta parte de las emisiones de CO2 en las carreteras de la región corresponden a este sector. Al respecto, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU estima que el tráfico pesado emite globalmente un 6% de los gases de efecto invernadero, además es un sector, en su mayoría, dependiente de los combustibles fósiles.

La ley, dirigida al transporte de carga pesada, tiene como objetivo fundamental mejorar la eficiencia energética en el transporte, es decir, optimizar la relación entre el trabajo útil del funcionamiento de la máquina y el trabajo que esta consuma, simultáneamente busca disminuir el impacto ambiental de las emisiones de carbono. Esta normativa constituye otro paso de la Unión Europea hacia una economía –y una sociedad– baja en carbono, en un firme propósito de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En este sentido, la normativa induce a facilitar la adquisición de vehículos pesados eficientes desde el punto de vista energético y con un menor impacto climático.

El problema de la eficiencia energética no es algo nuevo, ni para los fabricantes de camiones ni para las empresas de transporte, desde la década de los 70 se viene replanteando el uso de motores más eficientes, dicha tendencia ha cobrado enorme relevancia en los últimos tiempos, de cara tanto a los efectos de la contaminación ambiental, como del uso de los recursos. De hecho, el facilitar a los camioneros mayor transparencia en la compra, constituye una gran ventaja competitiva, en especial porque el consumo de combustible representa, para una empresa de transporte europea media, un tercio de sus costes variables, por lo que la medida también contribuye desde una perspectiva económica al transportista.

La nueva ley que incentiva la disminución de emisión de CO2, implica la vigilancia y control en relación con los datos de consumo de combustible, así como de las emisiones de los vehículos pesados. De esta manera, se incorporan al plan europeo de eficiencia energética camiones, autocares y autobuses, la legislación prevé sanciones a quienes no comuniquen a un registro central la información de consumo y emisión.

El aporte de los fabricantes de camiones

De acuerdo al reglamento, los fabricantes de camiones en Europa, deberán declarar y certificar las emisiones de CO2 de todos los vehículos nuevos, la herramienta específica que será utilizada se denomina VECTO (Herramienta de Cálculo de Consumo de Energía de los Vehículos, por sus siglas en inglésVehicle Energy Consumption calculation Tool-). VETCO está diseñada para obtener cifras de consumo de combustible y emisiones de CO2 y su uso ha sido aprobado por todos los Estados Miembros de la UE. A partir de los datos que arroja la herramienta, un simulador genera valores de emisión de CO2 del vehículo pesado, los nuevos vehículos contarán con etiquetas donde podrán leerse estos valores referenciales obtenidos por el simulador.

Es decir, los fabricantes controlarán e informarán acerca de los niveles de emisiones, determinados por la herramienta VETCO, de los vehículos nuevos para su registro. De esta manera, por primera vez se medirán y supervisarán de manera estandarizada, las emisiones de los vehículos pesados.

Por su parte, la Comisión publicará la información a través de la Agencia Europea de Medio Ambiente, lo que permitirá comparar la eficiencia energética entre distintas marcas y modelos. Esto derivado de la creación de un registro central de la UE que incluye el reglamento, en este registro, autoridades y fabricantes proporcionarán datos referentes al consumo de combustible y emisiones de CO2. Al estar los datos disponibles para el público, se garantiza la transparencia al permitir una comparación más fácil entre los diferentes modelos de vehículos. La normativa engloba la publicación de las especificaciones, los valores establecidos y el uso de fábrica de cada vehículo, aspectos establecidos individualmente según las características individuales de marca y modelo.

En relación con la ley que entrará en vigencia, la opinión de algunos fabricantes es muy favorable, tal es el caso de Volvo Trucks, quienes consideran que los nuevos requisitos de registro, incorporan nuevos elementos a las herramientas con las que la industria ha venido trabajando. Lars Mårtensson, Director de Medio Ambiente e Innovación de Volvo Trucks, sostiene: “Las declaraciones proporcionarán a nuestros clientes información fácil de entender y comparable sobre el consumo de combustible y las emisiones de CO2 que proporcionará orientación sobre la elección del camión”.

Mårtensson argumenta que, para Volvo Trucks, la eficiencia energética constituye un tema esencial y clave, por lo que esta medida es congruente con su visión empresarial, al respecto explica que desde inicios de 1990 han reducido en una quinta parte el consumo de combustible de los camiones que fabrican y que cada año registran nuevos logros en materia de eficiencia energética, para ellos, al igual que para la Comisión, mejorar la eficiencia energética, en términos de menor consumo de combustible y reducción de la emisión de gases con efecto invernadero son metas fundamentales.

Los beneficios de la nueva ley

Además, de las posibilidades de ahorro de costes y mejoras en el uso eficiente de los recursos energéticos para las empresas de transporte, la política medioambiental trazada por la UE, su análisis, proyecciones y medidas como la que se implementará a partir del 2019 con el transporte pesado, contribuyen a hacer más ecológica la economía, son pasos de avance para la protección del medio ambiente y de la calidad de vida de los habitantes del continente y el mundo.

Deja un comentario

Debes estar Registrado para poder publicar un comentario.