Trabajo de Chofer: Beneficios, inconvenientes, profesionalización y otros.

Publicado por | 19 enero, 2016 | Conductor Serio, Necesito Trabajo

Bolsa Trabajo Camioneros

“Busco TRABAJO DE CHOFER”

“Busco trabajo de Chofer, tras la llegada de la crisis, ese busco trabajo de conductor en el sector del transporte se ha multiplicado. En parte porque, en el empleo de chofer, muchas personas de otras profesiones han tratado de buscar una salida a su situación laboral (Pensemos en la construcción por ejemplo), en parte porque muchos profesionales se han visto despedidos o han sufrido mermas en su situación laboral que les impulsa a sacarse carnets, pensar en ser autónomo y toda esa serie de pasos que muchos ya dieron hace años con peor o mejor fortuna, pero que al final desembocan en un mismo fin: Conseguir un trabajo en las ofertas de empleo de conductor.

Nos gustaría pues hacer un resumen de los puntos más importantes, por supuestos que quedara algo ligero en relación a la complejidad del gremio, pero al menos confío en hacer un buen recaudo de ellos, incluso ayuda raunque sea un poco a aquellos trabajadores que puedan acercarse a una bolsa de empleo con trabajo de conductor.

Así que vayamos al meollo del asunto y comencemos por los peligros y incomodidades que pueda tener enfrentarse al trabajo para camiones, así como con los beneficios, que seguro ganan a los inconvenientes.

Trabajo como Chofer: INCONVENIENTES de trabajar de Chofer

Muchas profesiones u ocupaciones demandan una verdadera predisposición y entrega que lleva a las personas que las emprenden a superar una serie de dificultades, riesgos u obstáculos propios de la actividad que se realiza. El trabajo de chofer, -especialmente los llamados comúnmente “camioneros”, denominación castiza para definir el trabajo de chofer de camion-, deben enfrentar día a día ciertos riesgos que hacen de su labor una de las ocupaciones más peligrosas del mundo. Algunos de estos riegos serian:

icon-eye-slash Los peligros de la carretera: manejar aun en zonas urbanas, implica la consideración de una cantidad de elementos del entorno que en ocasiones pueden resultar inesperados produciendo aparatosos accidentes. Aún más, para los chofer de trailer o vehículos muy pesados, estos riesgos se incrementan por el hecho de que deben recorrer largas distancias, a veces por rutas poco conocidas en las cuales las condiciones de la vialidad representan un peligro potencial que puede generar un accidente vial. Por ello, es imprescindible que el conductor serio, que asume esta profesión, sea especialmente entrenado para el manejo incluso en condiciones adversas como mal tiempo, lluvias, derrumbes, obstáculos y demás eventos que puedan representar un riesgo.

En este sentido, los conductores deben estar totalmente conscientes de la importancia que tiene el respeto a las leyes de tránsito en cuanto a límite de velocidad, capacidad de carga, necesidades de descanso y paradas provisionales, mantenimiento de los vehículos, entre otros. Son aspectos que no eliminan totalmente el riesgo de que ocurra un accidente en un momento determinado, pero disminuyen considerablemente sus probabilidades, y le dan la oportunidad al conductor de enfrentar favorablemente los peligros que pueda encontrar en la carretera.

Los delincuentes de carretera: en años recientes se ha incrementado considerablemente los casos de asalto o ataques en el trabajo de chofer. Muchos delincuentes organizados se dedican a planear, organizar y ejecutar acciones para el robo de los conductores, lo cual representa un gran riesgo para la propia vida de los conductores que se han visto en la difícil situación de tener que lidiar con una eventualidad de este tipo.

Las posibilidades de accidentes y averías en la carretera: aun cuando se tomen las medidas necesarias respecto a mantenimiento, chequeo y control del funcionamiento de los camiones y sus partes, existe siempre la posibilidad de tener que enfrentar una falla mecánica en el transcurso del viaje, en estos casos es importante que los chofer cuenten con los implementos necesarios que les permitan atender por los menos los aspectos básicos de cualquier avería, tales como: extintores, conos de seguridad, avisos, entre otros.

Problemas de salud: tener que manejar distancias tan extensas incluso en horas nocturnas, implica un cambio en los hábitos de sueño que conllevan a un agotamiento físico y mental del conductor, en ocasiones esto se ve unido a malos hábitos alimenticios, comidas poco nutritivas y a deshoras, que contribuyen a que la salud se deteriore y se produzca un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, obesidad, hipertensión y otros. Esto amerita un mayor cuidado de estos trabajadores en cuanto a tratar de mantener las condiciones físicas ideales para resistir las largas jornadas de viaje.

Problemas familiares: un factor negativo que aunque no está relacionado directamente con el desarrollo de la tarea del empleo de conductor es una consecuencia que puede producir problemas de índole personal, y que se deriva de que este tipo de trabajos requiere que la persona se ausente por largas temporadas del entorno familiar, lo cual puede acarrear problemas en las relaciones con la pareja, los hijos y demás seres queridos.

En el marco de este panorama de los riesgos inherentes a dedicarse al trabajo de chofer, es importante que quienes estén considerando buscar trabajo de chofer, e incorporarse a esta profesión, evalúen con anterioridad los aspectos positivos y negativos de esta labor, para luego tomar una decisión acerca de si definitivamente es algo que les gustaría hacer, más allá del beneficio económico que puedan obtener.

Bueno, uno podría hacerse una imagen tal vez demasiado negativa del trabajo como chofer, así que vamos a pasar a analizar aquellos puntos inherentes al trabajo como conductor dentro del sector transportista, que arrojan una luz positiva al día a día.

Trabajo como Chofer: BENEFICIOS de Trabajar de Chofer

Como decíamos, todo trabajo tiene aspectos positivos y negativos que se deben enfrentar, sin embargo, algunas profesiones u ocupaciones requieren de una especial predisposición de parte de quienes deciden convertirlas en su medio de sustento y por ende en su forma de vida. El trabajo como chofer, la figura del “camionero”, es algo con los que muchos niños sueñan con realizar en la vida adulta, pero en la mayoría de los casos son desmotivados por sus propios padres o familiares, quienes les impulsan a realizar una carrera universitaria y dedicarse a una “profesión” que les otorgue prestigio y reconocimiento. Solo aquellos que realmente llegan a sentir verdadera pasión por conducir un camión y recorrer largas distancia, o a quienes la vida ha colocado en la situación de ocuparse como conductores de carretera, son quienes se atreven a emprender la aventura que implica responder a una llama de “se ofrece trabajo al enganche”, y terminar convirtiendose en chofer profesional.

Hasta hace poco tiempo ser “transportista” era una ocupación mal vista socialmente, generalmente asociada a personas toscas, con pocos estudios y muy rudimentarias. Sin embargo, esta perspectiva ha cambiado en los últimos años gracias a las innegables ventajas que esta tarea puede generar para quienes deciden dedicarse a ella. Entre algunos de sus beneficios se encuentran:

Pago superior a los sueldos promedios: por las mismas condiciones de trabajo que implica ser el trabajo como chofer, los riesgos y el esfuerzo que se requieren para cumplir con tal tarea, han hecho que los pagos establecidos sean muy superiores a los que recibe una persona en un trabajo convencional. En algunos casos, antes de la crisis, los sueldos podían llegar a 6000€ u 8000€ mensuales para aquellas eprsonas quer ecibían respuesta positiva a su “busco trabajo como chofer o conductor”, incluyendo los gastos de viáticos y otros, lo cual puede representar en algunos países hasta el doble o el triple de un sueldo normal.

Pasión y aventura: es un trabajo que implica cierto grado de emoción y aventura por la que algunas personas pueden llegar a sentir verdadera pasión, la sensación de poder y control que sugiere estar al frente de medios de transporte tan grandes, aunado al hecho de emprender el recorrido de largas distancias en las que se disfruta de diferentes paisajes y culturas puede desarrollar un gran apego a esta actividad.

Crecimiento cultural y humano: Conocer lugares y gente de todas partes donde vayas, con costumbres, ambientes y comportamientos diferentes permite desarrollar una habilidad especial para tratar a los demás, ser empáticos y aprender a aceptar la diversidad de pensamiento.

Prestigio creciente: ser “camionero” un trabajo cada vez más respetado, para el cual la tecnología ha puesto a disposición una variedad de modernos transportes que cuentan con novedosos dispositivos para mejorar la seguridad y el control tanto de las personas como de la carga que se traslada, para ello, el conductor debe ser una persona preparada, capacitada para operar con precisión los camiones modernos, lo cual aumenta el respeto y admiración que se les brinda a estos profesionales.

Conocimientos de mecánica: aun cuando existan controles, chequeos y apoyo constante para los camioneros que se desplazan en las carreteras es inevitable tener que enfrentar en algún momento una falla o desperfecto mecánico, estas experiencias suelen constituir una acumulación de ciertos conocimientos de mecánica que lleva al camionero a ampliar su dominio de este tema.

Vacantes disponibles: suele ser una ocupación donde hasta ahora se encontraba con cierta facilidad empleos disponibles, especialmente cuando se tiene experiencia y se ha logrado conformar un currículo importante con las habilidades, destrezas y la documentación que se requiere para esta ocupación, a lo que hay que sumar la opción ampliamente realizada de los transportistas autónomos.

En fin, ser profesional del transporte, llámese camionero, chofer o como quieras llamar al empleo como chofer,  es una actividad que cada vez más personas están considerando como su profesión e implica una mejor preparación, el manejo de diversas áreas, así como la experiencia que se obtienen paulatinamente con el empeño y la dedicación que se ponga en el trabajo diario.

Cómo convertirte en chofer profesional

Lejos de lo que algunas personas pueden pensar en su desconocimiento de la labor que hay tras esa palabra, el trabajo de transportista, ese trabajo de chofer del cual venimos hablando, es una labor sacrificada no exenta de complejidad, que demanda de quienes deciden dedicarse a esta área una sólida preparación y entrega para que este a la altura de las exigencias del cargo que debe desempeñar. De por si la conducción de un transporte pesado, sea como chofer de camión, chofer de trailer, o cualquier otro cometido que soliciten de las empresas transportistas, es una tarea compleja para la cual se deben tener alerta todos los sentidos, saber actuar en circunstancias inesperadas y resguardar la vida propia y la de las personas que se encuentren en el vehículo. Pero más allá de eso, generalmente el empleo de chofer profesional, implica muchas otras responsabilidades que tienen que ver con el nivel de confiabilidad y profesionalismo que demuestre la persona, evidentemente esto dependerá del área donde se desenvuelva y de la labor específica que realice, sin embargo, siempre será importante saber demostrar con hechos que se es un buen profesional.

Lamentablemente no existe una carrera universitaria que aborde la preparación de las personas para la profesión de chofer, se trata de un área donde cada quien se debe ir formando por iniciativa propia a medida que se desarrolla en lugar de trabajo. Sin embargo, existen ciertos elementos que se pueden tomar en cuenta si se desea lograr un buen nivel de profesionalismo como conductor serio y profesional, básicamente giran en torno a dos aspectos: formación y experiencia. Con base en ellos se recomienda considerar las sugerencias que se detallan a continuación.

Tramitar los permisos pertinentes: Cada país determina normas y reglamentos especialmente pensados para regular el manejo de vehículo de diferentes tipos, por ello cada persona debe tramitar la permisología correspondiente al tipo de vehículo que desea conducir. Para quienes se dedican al transporte como una profesión es importante estar al día con la documentación reglamentaria que se debe poseer para circular sin problemas en su ruta de trabajo y evitar posibles conflictos, enfrentamientos con las autoridades, así como las multas y sanciones que se pueden generar por el incumplimiento del marco legal establecido. Generalmente la documentación básica exigida tiene que ver con la licencia o carnet de conducir, certificados médicos o de salud mental, documentos de identificación, permisos específicos para tránsitos internacionales o manejo de vehículos de carga pesada, entre otros.

 Formación académica: Aun cuando no exista una cerrera como “chofer” o “Conductor” que se ofrezca en alguna universidad, el decidir dedicarse al transporte representa una ocupación muy digna, y no necesariamente está limitada para personas que no poseen una formación académica formal, por el contrario, en la medida en que quienes se dedican a esta profesión se preocupen por preparase constantemente, incluso logrando una carrera universitaria, estarán contribuyendo a elevar el estatus y prestigio del gremio y motivando a otros para que también se formen en una institución educativa. Lo recomendable es escoger un área de estudio que tenga relación con el transporte y que pueda fortalecer los conocimientos que la persona posee en pro de la realización de un mejor trabajo. Algunos institutos universitarios o tecnológicos ofrecen carreras cortas en turnos flexibles referidos temas como: mecánica automotriz, administración, seguridad industrial, entre otros que pueden ser un excelente factor de apoyo en su desempeño como chofer.

Cursos complementarios: Además de la educación formal resulta muy positivo proponerse dentro de sus metas profesionales participar de manera regular en la realización de curso, talleres y entrenamientos referidos a temas relacionados con el área de trabajo, o que fomenten el crecimiento personal; estos constituyen un buen aval de su formación como profesional y pueden ser incluidos dentro de su hoja de vida para ser valorados al momento de optar por la contratación para un puesto de trabajo. Estos cursos pueden estar relacionados con conocimiento de las leyes de tránsito, actualizaciones en el marco legal vigente que regula las empresas de transporte, nuevas normativas internacionales para el transporte, relaciones públicas y personales, entre otras.

Conocimientos básicos de mecánica: Todo conductor, especialmente el transportista autónomo, termina a la larga por la misma experiencia de trabajo teniendo conocimientos básicos de mecánica relacionada con el tipo de vehículos que conduce de manera habitual, sin embargo, son pocos los que se preocupan por obtener conocimientos certificados en esta área. En ese sentido, resulta importante indagar acerca de las oportunidades existentes para realizar algún tipo de formación relacionada con mecánica que pueda ser avalada mediante un diploma o certificad, ya que cada vez son más las ofertas de conductor que piden chofer con experiencia en mecánica. Esto, además de favorecer la solución de algún problema que pueda presentarse en el vehículo durante la jornada de trabajo, también le dará más valor a su curriculum y mejorará las oportunidades de empleo.

Valorar la experiencia y el prestigio personal: Cuando una persona decide dedicarse a un área específica, en este caso el transporte y su trabajo de chofer profesional, debe serconsciente de que se incorpora a un gremio de trabajo conformado por personas y empresas que se interrelacionan constantemente y a la larga terminan conociéndose unos a otros. Por ello, es importante considerar que cada empleo que obtenga, con cada empresa que trabaje y cada compañero de labora serán quienes darán referencias acerca de su desempeño profesional en ese gremio. Por lo cual, es importante cuidar mantener un comportamiento acorde con las exigencias del cargo, evitar caer en malos entendidos o situaciones que pongan en entredicho su honorabilidad y su calidad como ser humano. Las personas que cuidan su reputación y no dejan cuentas pendientes en trabajos anteriores son siempre bien recibidas en cualquier organización en la que decidan integrarse.

Entrenamientos específicos en el área: Son muchas las empresas transportistas que se ocupan de ofrecer a sus trabajadores diferentes formas de entrenamiento constante dirigido a fortalecer sus potencialidades como trabajador y mejorar la calidad en la realización de las funciones inherentes a su cargo. Así, las empresas que ofertan empleo para conductores, suelen preparar entrenamientos referidos a conducción defensiva, medidas de seguridad en el vehículo, actuación en caso de accidentes, auxilio vial, entre otros. Este tipo de conocimientos forma parte importante de la formación profesional y no deben ser desaprovechados o menospreciados.

Cultivar las buenas relaciones sociales y profesionales: En toda área de la vida es importante saber mantener buenas relaciones personales tanto con los compañeros de trabajo como con los empresarios, autoridades o figuras destacadas en el medio, y el trabajo de chofer no lo es menos. Para ello, es relevante tener en cuenta que las personas con las que compartimos día a día son también seres humanos con necesidades y deseos muy similares a los nuestros. Es fundamental practicar la empatía, ponernos en lugar del otro cuando surjan desavenencias, saber resolver los desacuerdos o diferencias con altura, buscando siempre lograr soluciones con una perspectiva ganar-ganar, conocer a las personas más allá de lo profesional, en cuanto sea posible, conocer su vida personal, familia, historia personal y al mismo tiempo compartir la nuestra; solo así se lograrán lazos de amistad en el marco del respeto y la valoración mutua.

Saber “vender” una imagen profesional: en la medida en que se logra progresivamente, por experiencia y formación, consolidar un curriculum vitae muy bien cimentado que refleje los propósitos y anhelos profesionales, se debe estar plenamente seguro de cuales sean las fortalezas y debilidades que se tienen a la hora de solicitar un determinado empleo. Saber expresar más allá de lo que este plasmado en el papel, con nuestra actitud y nuestras palabras cuales son los fines que se persiguen al obtener el trabajo, esto sin sobrevalorarnos o crear falsas expectativas respecto a la labor que se pretende realizar. Demostrar seguridad siempre es positivo y transmite una buena imagen de la persona y de lo que puede lograr profesionalmente.

Tipos de Transporte Profesional

En el sector transporte existen una gran variedad de modalidades y tipos de transportes específicos que se han desarrollado en función de las necesidades de los clientes, la clase de producto o mercancía transportada, y los tipos de vehículos a utilizar para el traslado. Para quienes se han iniciado en esta área es importante reconocer y diferenciar claramente cada uno de ellos, si se pretende trabajar específicamente en alguna de estas modalidades o especializarse en alguna de ellas. A continuación se detallan algunos de ellos con sus características principales:

 icon-star Camiones de carga: son el principal tipo de vehículo utilizado para el transporte terrestre y se clasifican en toda una variedad que permite el traslado de diferentes rubros, mercancías, minerales e incluso otros vehículos. Estos facilitan el transporte de bienes a gran escala.

  Cava Térmica: se trata de un camión equipado con un compartimiento cerrado generalmente elaborado en fibra de vidrio, isotérmica, resina poliéster u otro material que permita la instalación de sistemas de refrigeración para mantener la mercancía a determinada temperatura. Se utiliza para el transporte de carnes, reses, frutas, pescados, productos lácteos, material médico quirúrgico y otros alimentos perecederos que no soportan largas distancias a temperatura ambiente.

   Camión de plataforma: son camiones especialmente diseñados para el transporte de vehículos de maquinaria pesada. Entre ellos se encuentran los Lowboy, que poseen una plataforma baja para trasladar vehículos altos como autobuses.

    Camión cisterna: estos vehículos están provistos de un tanque o contenedor que les permite transportar gases, líquidos u otras sustancias que requieren de especial cuidado y aislamiento durante el recorrido.

   Camión Trompo: también conocido como mezcladora, es un vehículo utilizado especialmente en el área de construcción ya que posee un enorme cilindro que permite la mezcla del cemento, arena y agua para su posterior vaciado en un determinado lugar.

   Camión con Grúa: la grúa es un elemento incorporado a algunos camiones para realizar el levantamiento o traslado de cargas o elementos muy pesados. Su maniobra requiere de la preparación del conductor para maniobrar eficientemente tanto el vehículo como la grúa.

   Camión barredor: consiste en un vehículo provisto de grandes escobas en la parte inferior que se utiliza para el barrido de las calles o carreteras, son de gran utilidad para el mantenimiento de las pistas de aterrizaje en los aeropuertos.

   Furgón: son vehículos que se utilizan para trasladar productos o mercancías que deben viajar protegidos del medio ambiente y del impacto que pueda producir los movimientos en el recorrido, por ello, generalmente poseen amortiguadores especiales que facilita el traslado de cargas frágiles como equipo electrónicos, piezas de arte y otros.

   Remolque: también conocido como tráiler, se trata de un vehículo para carga que no posee motor pero que puede ser enganchado para ser arrastrado por un transporte automotor.

   Transporte de carga: se le llama así al traslado de bienes o mercancías de un lugar a otro en las condiciones adecuadas para que llegue al sitio de destino de forma óptima.

   Transporte de animales: es el tipo de transporte que se especializa en el traslado de diferentes especies animales como ganado, porcinos, caballos, aves de corral, entre otros, generalmente requieren de un tipo de vehículo especialmente diseñado para tal fin.

     Transporte a granel: se realiza en aquellos vehículos que permiten el traslado de materiales arenosos o granulados que bien pueden ser para construcción o alimentación. Pueden ser contenedores, cisternas, tanques u otros.

Transporte de caballos: se refiere al traslado de caballos vivos que generalmente requiere proveer las condiciones ideales para el animal este lo más cómodo posible, para ello a los camiones puede añadírseles tráileres especiales con cámaras, bebederos y aire acondicionado.

   Transporte de carga parcial o fraccionada: se trata de cargas tan grandes o pesadas que las empresas de transporte optan por llevarlas en partes en diferentes vehículos, esto requiere de la coordinación necesaria para que la carga llegue a su destino completa y sin mayores problemas. Un ejemplo clásico de esto son las mudanzas.

   Transporte de carga pesada: se trata de cargas que incluyen materiales muy pesados, largos o altos, por lo cual los vehículos utilizados pueden poseer grúas, plataformas, elevadores y otros accesorios.

   Transporte de combustible: por tratarse de sustancias inflamables requieren de vehículos especiales para su traslado como cisternas, tanques y otros acordes con las normas establecidas para el traslado de este tipo de insumos.

   Transporte de gran capacidad: se trata de vehículos especiales para trasladar mercancías de dimensiones extraordinarias que por gran tamaño requiere de transportes con medidas de longitud y anchura superiores.

   Transporte de madera: existen vehículos especialmente largos, capaces de soportar mucho peso y que permiten el transporte de troncos de árboles muy largos que deben viajar especialmente asegurados para garantizar que con el movimiento no se genere el desplazamiento de la carga. También es importante cuidar los límites permitidos de carga.

   Transporte de mercancías: es el tipo de transporte más usual, consiste en trasladar mercancía seca que no requiere de mayores cuidados, pero que puede recorrer diferentes distancias dependiendo si se realiza en rutas nacionales o internas, o hacia destinos internacionales. En todo caso, debe cuidarse llevar los avales que demuestren la procedencia y destino de los bienes trasladados.

   Transporte de mercancías especiales: se habla de mercancías especiales en el caso de que el material a trasladar requiera de un cuidado o condiciones especiales que garanticen su preservación, para ellos se debe utilizar los vehículos adecuados y sugerir la contratación de un seguro de viaje.

   Transporte de mercancías peligrosas: corresponde al traslado de mercancías o materiales que por sus características o composición suponen un especial cuidado en su embalaje y preparación, ya que su pérdida o esparcimiento puede representar un peligro vital para las personas o el medio ambiente. Para esto, se debe cuidar, también cumplir con las normas sanitarias y legales establecidas para su manejo y traslado, así como la identificación adecuada de la carga.

   Transporte de vehículos: este tipo de traslados requiere de vehículos especiales equipados con plataformas o remolques porta vehículos que por su dimensión permite llevar varios coches en un mismo viaje.

   Transporte internacional: este tipo de transporte implica el traslado de mercancías entre diferentes países, por lo cual se debe cuidar el respeto a las normativas legales establecidas y llevar la documentación necesaria para evitar decomisos o impedimentos de ingreso a determinados territorios.

   Transporte nacional: también llamado transporte interior, se refiere al traslado de mercancías cuando el sitio de cargo y el lugar de destino se encuentran dentro de los límites propios de una nación y se lleva a través de sus diferentes estados, cantones o comunidades.

   Vehículo articulado: se llama así al empalme de dos o más remolque con el fin de llevar cargas inmensas o animales generalmente hacia zonas rurales, resulta una alternativa muy práctica para ahorrar tiempo y dinero, dado el espacio que se habilita para colocar la carga.

En general, las modalidades del transporte son muy extensas y cada vez surgen nuevas alternativas según los avances y el ingenio humano permite la diversificación de los equipos utilizados para sintetizar, mejorar y aumentar la eficiencia y rapidez de los procesos en este sector. Por ello, el transporte requiere cada vez más de personal cualificado dispuesto a especializar en el manejo de determinado tipos de vehículos y en el conocimiento de sus particularidades.

Trabajo de Chofer: Beneficios, inconvenientes, profesionalización y otros.
5 (100%) 79 votes

Etiquetas:

Deja un comentario

Debes estar Registrado para poder publicar un comentario.